HISTORIA DE CANON WELAB PLUS
HISTORIA DE CANON WELAB PLUS

La historia de Canon: de Tokio al mundo

La historia de Canon comienza en la década de 1930. Corrían tiempos difíciles, en pleno período de entreguerras, la hegemonía del mundo de las cámaras la tenía Alemania. Las más populares eran las de la marca Leica y, en menor medida, las cámaras Contax. Estas no tenían competencia capaz de hacerles sombra. Sin embargo, el precio era elevadísimo para la época. En este motivo, es donde encuentra Canon su razón de ser y su posterior éxito internacional. 

 

Los inicios de la historia de Canon: Kwanon

La historia de Canon comienza con un nombre: Goro Yoshida. Este hombre japonés trabajaba en una empresa que se dedicaba a la reparación de cámaras de cine. Las piezas de estas cámaras eran difíciles de conseguir y con frecuencia tenía que viajar a Shangai para comprarlas. Es entonces cuando, Yoshida, se pregunta qué hace especial a estos componentes para ser tan caros y tan inaccesibles. Un día, picado por la curiosidad, decide abrir una Leica II y descubre que sus elementos estaban hechos de aluminio, hierro y caucho. Unos materiales baratos que, sin embargo, alcanzaban un elevado precio cuando se armaban dentro de una cámara. 

Este descubrimiento es el que impulsa a Goro Yoshida, en 1933, a formar junto a su cuñado, Saburu Uchida, y un diseñador que trabaja para éste (Takeo Maeda), la empresa Precision Optical Instruments Laboratory que, a la postre, será la predecesora de Canon, con el objetivo de investigar sobre cámaras de calidad.   

Un año más tarde, en 1934, crean el primer prototipo que adopta el nombre de Kwanon, en honor a la diosa budista de la misericordia. Este prototipo se trataba de la primera cámara japonesa de 35 mm con obturador de plano focal. Era un intento de copiar a la por aquel entonces todopoderosa Leica. Como curiosidad, debido a las dificultades por parte de Canon de fabricar una óptica para Kwanon tuvieron que pedir ayuda a Nippon Kogaku K.K, la actual Nikon: primera y única vez que ambos gigantes japoneses han unido fuerzas. 

historia de Canon réplica de Kwanon
Réplica del prototipo Kwanon

Primer modelo comercial: Hansa Canon

Dos años más tarde, en 1936, el trabajo en el prototipo Kwanon dio sus frutos. La empresa Precision Optical Instruments Laboratory decide registrar el nombre de Canon y desechar el anterior para iniciar su vocación internacional. Así nace Hansa Canon, la primera cámara comercial de la compañía nipona. Esta poseía las mismas características que la Kwanon; es la primera cámara japonesa de 35 mm con obturador de plano focal. Con ella comienza la historia de Canon. 

Paralelamente, comienzan a desarrollar las lentes Serenar, las primeras propias de la marca Canon. Sin embargo, pronto estalla la Segunda Guerra Mundial y la producción se convierte en un asunto complicado. La escasez de materias primas y la destrucción de fábricas provocan que la actividad de Canon prácticamente se paralice. No sin antes crear, en 1940, la primera cámara de rayos X indirecta de Japón.  

En 1942, Takeshi Mitarai es elegido presidente de la compañía. Él será el encargado de la etapa más gloriosa, hasta aquel entonces de la historia de Canon: la expansión internacional. 

historia de canon
Evolución del logo a lo largo de la historia de Canon

 

El salto internacional

En 1947 la compañía cambia su nombre; pasa de ser Precision Optical Industry Co. Ltd. a Canon Camera Company Ltd. El objetivo era unificar todos los productos bajo la marca Canon ya que la anterior terminología comenzaba a ser un poco confusa para los clientes. Hasta 1947 se utilizaba Canon para las cámaras, Serenar para los objetivos y Precision Optical Industry Co., Ltd. como fabricante de estos productos. 

Ese mismo año, el gobierno japonés abre las exportaciones tras la guerra y considera  los productos de Canon como exportaciones prioritarias. Además, las acciones de Canon cotizan en la Bolsa de Valores de Tokio por primera vez cuando se reanuda la negociación de acciones de posguerra.

Canon continúa desarrollando cámaras. Presentan la Canon S-II, que recibe grandes elogios de los oficiales de alto rango de las Fuerzas de Ocupación y de compradores extranjeros en Japón. Posteriormente, en 1949, la Canon II B gana el primer premio en una exposición nacional de cámaras celebrada en San Francisco.

historia de canon_canon II B
Canon II B

La primera mitad de los años 50 fue muy productiva para la marca. Fabricaron modelos continuamente. Apareció la Canon III (1951) que incorporaba por primera vez una velocidad de obturación de 1/1000s, la III-A y IV (1951), IV-S (1952), II-A (1952), II-D y II-D’ (1952), IV-Sb (1952), los modelos solo para exportación II-AF, II-AX y II-F (1953), también para exportación el modelo II-S (1954) y la afamada Canon IV-Sb2 (1954). Este último modelo fue comparado con las Leica alemanas por su precisión y robustez.

Esto sitúa a Canon en el plano internacional. Las cámaras comienzan a ganar fama y en 1955 abre su primera oficina en Nueva York. En 1957, la historia de Canon comienza en Europa y se establecen en Ginebra como único distribuidor europeo. 

Primeras cámaras reflex

El interés de Canon por desarrollar cámaras SLR fue debido a que ya se estaban fabricando en Europa. En 1959 llega la Canonflex. Su objetivo estándar es el objetivo de 50 mm Canon Camera Co. Super-Canomatic R f /1.8 . La cámara estuvo en producción durante un año antes de ser reemplazada por la Canonflex R2000, agregando 1/2000 seg. de velocidad de obturación.

Poco después, la empresa desarrollaría uno de los productos que más puertas le abrió: la cámara Canonet. Una cámara pensada en el pueblo, cuyo eslogan era: anyone can buy it and anyone can take pictures with it (cualquiera puede comprarla y cualquiera puede hacer fotos con ella).  Esta costaba 18.800 Yens, un precio muy asequible si la comparamos con la Canonflex R2000 que costaba 61.000 Yens.

 

historia de canon
Canonet, la cámara pensada para que la usara todo el mundo

 

A mediados de los años 60 las cámaras Canon eran ya muy conocidas y se producían continuos llamamientos desde dentro y fuera de la empresa que pedían la producción de la una cámara SLR para fotógrafos profesionales. Construir una cámara diferente a los modelos que tenía Canon en aquellos momentos fue un proceso tedioso: horas de investigación, cuidadosa planificación y abundancia de recursos económicos. El objetivo de Canon era muy simple: construir una cámara fiable en cualquier condición de trabajo con un sistema de accesorios tan amplio como pudiera ser necesario para cualquier fotógrafo profesional. Así nace Canon F-1 en 1971. 

Canon EOS

Canon crea el sistema EOS en 1987. Este sistema electro-óptico (electro-optical-system) se introduce, por primera vez, con la cámara Canon EOS 650 y sigue utilizándose en la gama de cámaras DSLR de la marca. El acrónimo EOS fue elegido en honor a la diosa griega del amanecer, Eos. 

El corazón del sistema es la montura EF de Canon que reemplazó a la montura FD de la misma marca. Además, EOS supuso un desprendimiento total del enfoque manual y dio entrada al enfoque ultrasónico y a la estabilización óptica, ambos introducidos por Canon en el mundo de la fotografía réflex y que se volvieron un estándar en la fotografía profesional y de alta velocidad.

Actualmente, el sistema EOS es líder en el mercado de cámaras réflex digitales. Sus principales competidores son el sistema Nikon F y su sucesor, así como el sistema Alpha de Sony. 

Otros productos de Canon

En este artículo nos hemos centrado en la historia de Canon en cuanto al desarrollo de cámaras. Desde que lanzara el sistema EOS ha seguido con su prolífica trayectoria. Además, desde que la tecnología evoluciona a pasos agigantados la compañía nipona ha ido adaptándose y creando nuevos productos. 

Los primeros productos en otros ámbitos más allá de la fotografía fueron las calculadoras electrónicas y las fotocopiadoras, allá por los años 60. Actualmente sigue fabricándolas. Además, Canon apuesta por los escáneres, las cámaras de videovigilancia, las impresoras, los punteros láser con funciones de presentación, álbumes de fotos… Y hasta prismáticos. Todo un arsenal tecnológico. Pero es que los más de 90 años de historia de Canon dan para mucho. 

Quién le iba a decir a aquel joven Goro Yoshida en la década de los años 30 que su idea de comenzar a construir cámaras fotográficas en una pequeña habitación de Tokio acabaría convirtiéndose en todo un imperio de la tecnología. 

 

 

Si te ha parecido interesante, ya sabes, puedes ver más en welabplus.com