ESPAÑA UN PAIS PARA RODAR WELAB PLUS

España, un país para rodar

Mayo del año 1896. Son las fiestas de San Isidro y en una calle repleta de tiendas, cafés y hoteles de la capital madrileña, entre toda la muchedumbre destaca la figura de un hombre serio que en lugar de divertirse está muy atento a lo que le atañe. Hablamos del francés Alexandre Promio, un enviado especial de los hermanos Lumière para promocionar y dar a conocer en nuestro país el cinematógrafo. 125 años después del visionado de las primeras imágenes en movimiento en España, se ruedan más producciones que nunca. De hecho este año y hasta la fecha, se han rodado unos 252 largometrajes en nuestro país, encaminados a batir el récord de producciones, con una media de unos 20 rodajes mensuales. Eso hace de España un país para rodar.

Y a toda esta producción cinematográfica debemos sumarle un buen puñado de series que se han disparado gracias a las plataformas. Netflix, HBOMax, Prime Video, Disney+, Moviestar+… han sido decisivas para impulsar la producción de series nacionales en la península. 

Han cambiado por completo los hábitos en la forma de ver y consumir contenido. Muchos usuarios (por no decir la inmensa mayoría) ahora pagan una tarifa plana para ver sus series o películas favoritas, apostando así por el contenido puramente streaming.

 

Producción española de largo recorrido…

Bien es cierto que todo este trajín de rodajes y producciones tiene su precedente en la que conocemos como la época dorada del cine en España de la mano del conocido cineasta Samuel Bronston, que quedó prendado de nuestro país. Nos trasladamos a los años 50 y 60, donde actores de la talla de Ava Gardner, Sophia Loren, Charlton Heston o John Wayne fueron los responsables de ubicar a España en el mapa cinematográfico, constituyéndose como la Hollywood Ibérica

Poco duró esta <<golden age>> para el cine español. Fue en el año 64 cuando este periodo finalizó de forma abrupta, aunque se siguieron rodando producciones de bajo presupuesto como algunos clásicos del spaguetti western.

Poco a poco en los años 80, algunos directores de la talla de Spielberg fueron retomando el atractivo de España como escenario. Una España recién salida del Franquismo donde la censura ya no tenía lugar… fue cuando se vivió una explosión artística y un momento decisivo para el cine español. Y aquí salieron a la luz numerosas actrices y actores que realimentaron una industria que hoy genera más de 650 millones de euros. Es el caso de algunos actores americanos que decidieron cruzar el charco para producir en españa, como el megalítico Arnold Schwarzenegger en ‘Conan El Bárbaro’, Sean Connery enEl nombre de la rosa’, o un jovencísimo Harrison Ford en la mundialmente conocida Indiana Jones y la última cruzada’. Todos ellos actores de talla mundial que reflotaron una industria que se encontraba de capa caída.

Al fin y al cabo, acoger rodajes puede llegar a ser un negocio muy lucrativo. Tenemos varias pruebas de ello. La primera, en el año 2014 cuando Exodus’ de Ridley Scott se dejó caer por Fuerteventura y Almería. Empleó a casi 9.000 personas y dejó la impactante cifra de 43 millones por su rodaje. Y ubicándonos en una producción algo más reciente, hay que hablar de ‘Juego de Tronos’ y los más de 15 millones de euros que se han invertido en el rodaje de la serie en diferentes ubicaciones de nuestro país. 

La ficción española vuela más alto que nunca

Podríamos considerar a Netflix como la plataforma, o el revulsivo, que metió presión al resto de televisiones generalistas para comenzar a producir su propio contenido. Así que podemos asumir que las plataformas han sido vitales para fomentar la creación del producto español. 

Porque hablar de este éxito sin precedentes es hablar de La Casa de Papel. Una serie que alude a la lucha de los buenos contra los malos, la camaradería, el empoderamiento femenino y la rebeldía. Una combinación de argumentos que a priori parecen configurar la clave del éxito. Tanto es así, que esta serie producto made in Spain se ha colado en las casas de más medio mundo (en 93 países diferentes concretamente), alcanzando con su última temporada un cuarto puesto en el ranking de las series más vistas en Netflix este año.

Por encima de este super éxito, encontramos series de habla inglesa producidas en otros países. Pero La Casa de Papel ha hecho de trampolín para la ficción española y se posiciona en 2021 como la serie de habla hispana más vista en Netflix, con 65 millones de espectadores. Y justo a la cola de la producción de los monos rojos y caretas de Dalí, encontramos otro producto nacional que arrasó en nada menos que 86 naciones. Se trata de Élite, una conocida serie que se rodó en los jardines del campus de la Universidad Europea. Concretamente en los jardines de Villaviciosa de Odón, en la Comunidad de Madrid.

En general, las producciones en castellano en los últimos años han percibido un crecimiento exponencial. De hecho, de los 20 títulos que ya en 2020 aparecieron en el top 10 de más países en los que se visualizaron, seis son españoles. Sumado a los dos anteriores, encontramos la película de El Hoyo (89 países), La Casa de Papel: el fenómeno (76 países), El practicante (70 países) y Toy boy (en 41 países).  

Streaming

Un servicio streaming que apostó desde el principio por el contenido español. Desde entonces se han ido expandiendo las producciones a lo largo y ancho de la península tanto para contenido puramente español, como para las coproducciones. Os dejamos un pequeño listado de algunas ubicaciones:

  • ANDALUCÍA: Cádiz, San Fernando, Málaga o Almería… donde se rodó la cuarta temporada de la emblemática serie ‘The Crown. O Feria, una serie de los creadores de ‘Élite’ y ‘El desorden que dejas’ que se estrenó el pasado 28 de enero, fue rodada en Zahara de la Sierra y Huelva
  • ARAGÓN: que acogió el rodaje de la conocida película ‘La Bestia’
  • ASTURIAS: donde se rodó casi en su totalidad la producción de la serie ‘Alma’
  • ISLAS CANARIAS: Tenerife, Gran Canaria, La Gomera y La Palma fueron testigos de las andanzas del brujo Geralt de Rivia en la conocida serie de Netflix The Witcher’.
  • CASTILLA Y LEÓN: donde Segovia o Ávila se constituyen como escenario de la adaptación a la pantalla de ‘Los favoritos de Midas’, una serie inspirada en el relato corto de Jack London.
  • CATALUÑA: seguro que os suena haber visto al actor Mario Casas sentado en alguno de los spots más emblemáticos de la capital catalana. Eso es porque Barcelona fue la ciudad escogida por Netflix para acoger el rodaje de la serie ‘El Inocente’. ‘Loco por ella’, ‘Días de Navidad’, ‘Magic for Humans’, ‘El Practicante’, ‘Xtremo’ o ‘Ídolo’, son algunas de los títulos que tienen como escenario distintas localidades catalanas. 
  • CANTABRIA: Sopeña, Carmona o Toñanes, rincones de la tierruca que acogen el largometraje ‘Diecisiete’.
  • GALICIA: paisajes gallegos que podemos reconocer en el rodaje de la serie ‘El desorden que dejas’ o la película ‘Elisa y Marcela’, ambientada en la Galicia de 1885.
  • COMUNIDAD DE MADRID: que destaca claramente por su rodaje en múltiples edificios emblemáticos de la capital. Pues también ha albergado otras ficciones como ‘Las chicas del cable’, ‘Élite’, ‘El Vecino’ o ‘¿A quién te llevarías a una isla desierta?’. Pero realmente si hay una serie que emana Madrid por los cuatro costados, esa es ‘Valeria’ (Gran Vía, Malasaña, Chueca, La Latina…).

Auge que es igual dinero

Todo este auge productivo está capitaneado por Madrid como una de las localizaciones y sedes favoritas para asentar rodajes y centros audiovisuales. No es baladí que el 32 por ciento de las empresas de este sector escojan la capital como hogar dentro de España. Por no hablar del impacto que los rodajes tienen en la comunidad autónoma, que se estima que rondaría por los 500 millones de eurosEn resumidas cuentas… Hablamos de un negocio floreciente. Además, streaming ha significado para España la transformación tanto de la producción, como la distribución del cine que consumen millones de personas. Un revulsivo decisivo a la hora de hacer un hueco a la <<marca españa>> dentro del mercado internacional. Y para que no se marchite este sector tan preciado, reclaman más agilidad en los trámites burocráticos, más incentivos fiscales y más desgrabaciones. 

Si te apetece leer otros artículos interesantes pincha en el enlace