LOS AÑOS 80 EL CINE DECADA A DECADA WELAB PLUS

El cine década a década. Años 80

En Welab, seguimos haciendo nuestro repaso personal de la historia del cine. En nuestros últimos artículos hemos hablado sobre las décadas de los 50, los 60 y los 70. Ahora llega el turno de los años 80, época de grandes presupuestos, la llegada del VHS y los blockbusters. ¿Nos acompañas a descubrirlo?

La década de los 80, en Estados Unidos, estuvo marcada por el auge de la sociedad capitalista, el consumismo y la cultura pop. Pero si algo destaca de estos años es la consolidación del término blockbuster. Pero, ¿qué es un blockbuster? Se trata de una película que resulta ser todo un éxito en taquilla, un taquillazo. Este tipo de películas recaudan millones de dólares durante su proyección en salas de cine. 

Pero no todo queda ahí. El gasto en publicidad comenzó a ser altísimo y se creó todo tipo de merchandising. Incluso se realizaron colaboraciones con marcas de ropa o cadenas de comida rápida. Otro concepto que va ligado directamente con el blockbuster es el de saga. Una sucesión de películas que cuentan diferentes historias, siguiendo una trama principal, sobre un personaje o varios.

Fotograma de «Regreso al Futuro» (1985)

Durante los años 80 los géneros cinematográficos que mejor funcionaron fueron la ciencia ficción y el cine de aventuras. Esto podemos verlo reflejado en películas como “Regreso al futuro” (1985) o “Indiana Jones: En busca del arca perdida” (1981). Otro de los géneros que cosechó un gran éxito fue el cine de terror. En concreto, el subgénero slasher triunfó entre el público con personajes tan característicos como Freddy Krueger, cuya primera aparición fue en “Pesadilla en Elm Street” (1984). Al hablar de terror debemos mencionar al escritor Stephen King, responsable de inspirar películas de la talla de “El resplandor” (1980).

Durante esta época también se ensalzaron los valores patrios americanos, en parte por la intención del presidente Ronald Reagan de volver a poner el valor el “modo de vivir americano”. Por eso, en muchas de las películas vemos al protagonista luchar contra invasores extranjeros, como pudimos ver en “Rambo II” (1985) o en “Rocky IV” (1985). Esta idea también fue motivada por la existencia de la Guerra Fría y las tensiones entre Estados Unidos y la Unión Soviética. 

Fotograma de «La jungla de cristal» (1988)

Sin duda, el cine de acción fue uno de los puntos fuertes de esta época. El guión pasaba a un segundo plano. Se priorizaba el cast de la película y las escenas de acción. Durante esta época surgieron un gran número de actores. Mel Gibson se ganó al público junto a Danny Glover en “Arma Letal” (1987), Bruce Willis protagonizó “La jungla de cristal” (1988) y Eddie Murphy saltó a la fama gracias a “Superdetective en Hollywood” (1984). Otra de las cintas de acción que tuvo un gran éxito, en esta ocasión entre los adolescentes, fue “Karate Kid” (1984).

Los directores del conocido como Nuevo Hollywood surgido en los años 70, también triunfaron en esta época. Brian de Palma dirigió “El precio del poder” (1983), una de las mejores interpretaciones en la carrera de Al Pacino. Pero dos de ellos sobresalieron más que el resto. Nos referimos a Steven Spielberg y George Lucas. Spielberg, creador del primer blockbuster de la historia, consolidó su nombre como una marca. Sin duda, una de sus películas más icónicas de esta década fue “E.T. El extraterrestre” (1982). También fue el encargado de dirigir el resto de entregas de la saga Indiana Jones. Spielberg tuvo varios discípulos, entre los que destacan Joe Dante y su película “Gremlins” (1984) o Robert Zemeckis.

Fotograma de «E.T. El extraterrestre» (1982)

En lo referente a George Lucas, durante estos años ejerció de productor y fue el encargado de supervisar “El imperio contraataca” (1980) y “El retorno del jedi” (1983). Finalizando la primera trilogía de una de las sagas más exitosas de todos los tiempos. Los efectos especiales mejoraron bastante en la década de los 80 y se aumentó la calidad durante la postproducción.

Otros de los grandes exponentes de la ciencia ficción fueron Ridley Scott, director de “Blade Runner” (1982) o Ivan Reitman, encargado de dirigir “Los cazafantasmas” (1984). No podemos olvidar a James Cameron y Tim Burton. El primero triunfó con “Terminator” (1984), mientras que Burton hizo lo propio pero utilizando un estilo muy diferente y característico. El ex animador de Disney dirigió “Bitelchús” (1988) y “Batman” (1989), película protagonizada por Michael Keaton y Jack Nicholson.

Fotograma de «Blade Runner» (1982)

En la actualidad, la nostalgia por este tipo de películas tan icónicas se ha utilizado de diversas maneras para crear contenido audiovisual. Series, como por ejemplo, “Stranger Things” (2016), han sido aclamadas por la crítica y el público a partes iguales. O en forma de remakes, uno de los más exitosos fue “Blade Runner: 2049” (2017). Otro claro ejemplo es la más reciente “Top Gun: Maverick” (2022), protagonizada por Tom Cruise y secuela de “Top Gun. Ídolos del aire” (1986). 

En Europa la tendencia cinematográfica consistió en alejarse del cine comercial americano. Un claro ejemplo de esto es una de las obras maestras de la historia del cine: “Cinema Paradiso” (1988). Un tema muy recurrente en el cine europeo y soviético de los 80 fue la Segunda Guerra Mundial, esto podemos verlo en cintas como “El submarino” (1981) y “Masacre” (1985).

En Japón, Akira Kurosawa dirigió una de las cintas más relevantes de toda su filmografía, “Ran” (1985). También, durante la década de los 80 mucho en el terreno de la animación y se estrenan cintas tan importantes como “La tumba de las luciérnagas” (1988), “Mi vecino Totoro” (1988) y “Akira” (1988).

Fotograma de «Mi vecino Totoro» (1988)

¿Y en España? 

Los años 80 en España estuvieron marcados por la movida madrileña, un movimiento plagado de creatividad. Finalmente la censura desapareció en el cine. Pilar Miró fue la encargada de posicionar el cine español en el lugar que merecía gracias a su puesto en la Dirección General de Cinematografía. En 1986 se crearon los Premios Goya.

Respecto a los géneros, se realizaron varias colaboraciones con RTVE. Se comenzaron a adaptar obras literarias, creando producciones de gran calidad. Claros ejemplos de esto son “Los santos inocentes” (1984) o “La casa de Bernarda Alba” (1987), ambas dirigidas por Mario Camus

José Luis Garci dirigió “Volver a empezar” (1982) y consiguió el primer Oscar en la historia del cine español, ganando la estatuilla en la categoría de Mejor Película Extranjera. Por otro lado, la sátira y la crítica social siguieron siendo recurrentes en el cine. Luis García Berlanga dirigió “La Vaquilla” (1984), mientras que José Luis Cuerda hizo lo propio con “Amanece que no es poco” (1989).

Fotograma de «La vaquilla» (1984)

El cine de destape y la comedia con pinceladas eróticas, también fueron géneros que se siguieron explotando durante esta época. Destacó la figura de Antonio Ozores con cintas como “El hijo del cura” (1982) o “No, hija, no” (1987).

El cine de los años 80 también retrató la sociedad del momento, mediante historias de jóvenes rodeados de delincuencia y drogas. Esto se conoció como cine quinqui. Su máximo exponente fue Eloy de la Iglesia gracias a películas como “La estanquera de Vallecas” (1987).

Pero, sin duda, si hablamos de la década de los años 80 en España tenemos que mencionar a Pedro Almodóvar. El manchego fue uno de los máximos exponentes de la movida madrileña en el terreno cinematográfico. Entre sus films más destacados de estos años se encuentran “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón” (1980), “Laberinto de pasiones” (1982), “Matador” (1986) y “Mujeres al borde de un ataque de nervios” (1988).

Fotograma de «Mujeres al borde de un ataque de nervios» (1988)

¿Te ha gustado este blog? Recuerda, tenemos muchos más disponibles en nuestra página web.