Bokeh en el cine

El Bokeh es un término que proviene del japonés, concretamente de la palabra “boke” que significa desenfoque. Es una técnica muy utilizada en los retratos fotográficos y consiste, generalmente, en desenfocar el fondo. Sin embargo, esta técnica también se utiliza en el cine. 

BOKEH EN EL CINE WELAB PLUS

¿Qué es el Bokeh?

El bokeh se refiere a la calidad de las partes desenfocadas de la imagen, no solo los círculos que se producen al desenfocar puntos de luz brillante. Es una estética que produce un objetivo en las zonas desenfocadas. Cuando un punto de luz (o punto brillante) atraviesa las lentes que conforman el sistema óptico de una cámara, ese punto se reproduce sobre la superficie del sensor de la cámara. Para obtener un efecto bokeh hay que desenfocar parte de la imagen o incluso toda. 

Aunque la profundidad de campo escasa es muy característica del bokeh, este efecto también se puede conseguir con mayor amplitud de profundidad de campo. El efecto será más ligero y sutil. 

Características de un buen Bokeh

Hacer un buen Bokeh no es tan sencillo como parece, la calidad de los desenfoques estará determinada por la calidad del propio objetivo que estemos utilizando. Para considerar un buen bokeh tendremos que tener en cuenta las siguientes características:

  • Desenfoque gradual: Para obtener un buen bokeh es importante no ofrecer bordes dobles y que el desenfoque sea gradual y suave.
  • Puntos de luz uniformes: Si obtenemos unos puntos de luz uniformes, homogéneos y con bordes suaves podremos considerar que estamos ante un buen bokeh.
  • Aberraciones cromáticas: A no ser que sea con un propósito claro, presentar aberraciones cromáticas es síntoma de un mal bokeh. Algunos objetivos de baja calidad muestran aberraciones cromáticas muy marcadas en las zonas desenfocadas.

BOKEH EN EL CINE 2 WELAB PLUS

¿Cómo se consigue el Bokeh?

Aunque en un primer momento puede parecer una respuesta muy sencilla, cómo conseguir un buen bokeh en el cine tiene sus trucos. Un punto muy importante para conseguir un bonito bokeh es la profundidad de campo, si contamos con poca profundidad de campo tendremos un bokeh de fondo pudiendo enfocar a una persona en primer plano o similar. Como ya sabéis, la profundidad de campo hace referencia a la parte de una imagen que apreciamos como nítida o enfocada, cuanto menor sea la profundidad de campo, menor será la zona enfocada por delante y por detrás del plano de enfoque. Para conseguir un bokeh de fondo bastante perceptible será mejor tener poca profundidad de campo.

La lente que escojamos va a tener mucho que ver en conseguir esta profundidad de campo escasa. Por supuesto, la distancia de los actores o actrices con respecto a la cámara también es importante. Si el objeto, actor o actriz se coloca muy cerca de la cámara, se obtendrá más fácilmente el efecto bokeh.

Otro factor es la distancia focal, ya que cuanto más larga, más favorecemos el desenfoque. Por eso, es recomendable utilizar lentes con distancias focales de los 50mm en adelante. Eso no significa que un 35mm no te haga un buen bokeh, pero siempre dependerá de otros factores como la luz, las distancias…

La Forma del Bokeh

Las cuchillas del iris de una lente son las mayores responsables de la forma del bokeh. Estas cuchillas se abren y cierran para dejar pasar más o menos luz al objetivo. Si un objetivo tiene 8 cuchillas, el bokeh que nos salga normalmente tendrá forma octogonal. La luz que atraviesa la lente, atraviesa también el iris y es por eso por lo que influye en la forma. Si prefieres conseguir un bokeh sin que esté marcado por la forma de las cuchillas, deberás abrir el diafragma lo máximo posible para que las cuchillas se aparten del paso de luz. En ese caso, el bokeh tomará la figura de la lente (normalmente esféricas).

Por supuesto, hay que tener en cuenta que no todas las lentes son iguales. En el caso de las lentes anamórficas, el bokeh suele ser ovalado. También se puede ajustar la forma del bokeh en la cámara utilizando modificadores como filtros de lentes personalizados. Para esto se utilizan los CineMorph, este filtro de lente es uno de los más populares que ayuda a replicar el bokeh de forma ovalada de las lentes anamórficas. Incluso se podrían crear formas personalizadas con cartulinas recortadas.

Además, en Welab disponemos de unas nuevas lentes llamadas Angénieux Prime. Estas se pueden personalizar a través de su programa ICP (Integrated Optical Palette). Se puede cambiar las palas de diafragma con la posibilidad de cambiar a la vez la forma del bokeh a forma triangular, eneagonal u ovalado. 

El bokeh ovalado en películas

Un ejemplo de esto es ‘Star Trek’ (2013), esta película dirigida por J.J Abrams se caracteriza por un gran uso del efecto flare. En algunas de sus escenas se puede encontrar también el bokeh ovalado en los fondos desenfocados de su campo de visión panorámico.

Otra película en la que se puede ver perfectamente el bokeh ovalado es ‘Mátalos suavemente’ (2012), dirigida por Andrew Dominik y protagonizada por Brad Pitt.

BOKEH FLARE WELAB PLUS

Función narrativa del Bokeh en el cine

El efecto de Bokeh en el cine no solo tiene implicaciones estéticas. Esta distorsión suele ser escogida por directores o directores de fotografía con un propósito. El efecto más notable del bokeh es cómo aislar al personaje y fijar la atención en el actor, actriz, animal u objeto que esté enfocado.

Imitar el efecto en postproducción

Si no se ha rodado con este efecto, es posible replicarlo de manera digital. Softwares de edición de vídeo como After Effects ya llevan algunos ajustes preestablecidos para replicar este tipo de desenfoque y ofrece una amplia variedad de opciones para personalizarlo. Realmente, en cualquier editor de vídeo que permita generar efectos se podrá replicar un bokeh en el cine de una manera sencilla.

 

MÁS ENTRADAS DE BLOG